Inicio de una pequeña historia

Sean tus miradas
depredadoras donde las hayan,
cuyo enfoque ilimitado
aminora donde vayan.

Desde el día azul en que te conocí,
campos dorados he contemplado
hojas caducas coleccionado
y brisa del norte interceptado.

Y si me pregunto:
¿Qué es lo que el futuro me deparará?
Sea lo que sea:
¿Eres tú quien me acompañará?

¿Porqué no escribimos un libro al mundo?,
libro de amores y vagabundos,
relatos distantes pero conjuntos
que nos transmitan valores adjuntos.

Cánticos, sonatas, preludios, melodías.
Cartas, prosas, novelas, poesías.
Palabras que acompañan
tristes simpatías.

Miradas que transmiten
simplemente
A.L.E.G.R.Í.A

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s